El significado de las banderas de oraciones tibetanas


Todo, desde el color hasta las palabras en las banderas, tiene un profundo significado.

Las banderas de oración sirven para llevar las oraciones budistas a través del viento para que sean esparcidas y bendigan los alrededores. No van dirigidas a los dioses, como algunos dicen. Es frecuente encontrarlas en los pasos de montaña y lugares elevados del Himalaya. Son una característica única de Tíbet y Nepal, ya que en otras ramas del budismo no se utilizan.

La tradición cuenta que las creó el propio Buda en la India. Sin embargo, también se cree que su origen se encuentra en el culto Bon, religión primitiva que existía en Tíbet antes de la llegada del budismo.

Banderas en Sarchu, Ladakh. Foto: Reflectionsbyprajakta, Wikipedia.

Hay dos tipos de banderas, según la forma en que se colocan: horizontales o Lung Dar y verticales o Dar Cho. Cada bandera es de un color y suelen llevar un dibujo de un caballo, alrededor del cual va un texto escrito.
Cada color de la bandera simboliza un elemento. El rojo, el azul, el amarillo, el blanco y el verde representan cada uno un elemento. El blanco simboliza el aire, el rojo es fuego, el verde es agua, el amarillo es tierra y el azul es viento. También representan direcciones: norte, sur, este, oeste y centro. Las banderas se colocan siempre en grupos de cinco, una de cada color.

La razón por la que se ponen muy por encima del techo es para que vibren con el viento. Se dice que emiten vibraciones espirituales positivas y que las oraciones son transportadas por el viento como plegarias silenciosas. Por la misma razón, nunca deben mantenerse en el suelo.

Bandera Lung Ta. Reproducido en Laurence Austine Waddell, “The Buddhism of Tibet”.

Es importante tener cuidado con la fecha en que se cuelgan las banderas de oración. De acuerdo con la tradición tibetana, si las banderas se colocan en una fecha astrológica negativa o en cualquier otro día “malo”, en lugar de bendiciones pueden traer malos deseos mientras viajan por el aire.

Los mejores días para colgarlas son los días soleados y ventosos. En estos días, la mañana es el mejor momento para colgarlas. No hay que preocuparse si las banderas se decoloran ya que eso significa que están cumpliendo su misión de llevar las oraciones con el viento. Cada año las viejas banderas de oración son reemplazadas por otras nuevas después del año nuevo tibetano.

No hay que comprar banderas, ya que deben ser recibidas como regalo. Es correcto pedirle a un amigo que te las regale. Los budistas consideran una frivolidad utilizarlas de adorno, como hace mucha gente en Occidente.

Banderas de oraciones en un paso de montaña del Tíbet. Foto: Wikipedia.