El obelisco de Axum regresa a Etiopía

Estaba en Roma, donde lo puso Mussolini.

El Obelisco de Axum (o Aksum), en Roma, de unos 2.000 años de antigüedad, 24 metros de altura y 180 toneladas de peso, ha sido desmantelado en tres partes y trasladado a un almacén cerca del aeropuerto romano para ser transportado a Etiopía.

El obelisco fue sacado de Etiopía por el líder fascista italiano Benito Mussolini en 1937, durante la ocupación del país africano. Desde entonces, el monolito ha sido motivo de disputa entre ambos países.

Se trata de una de las piezas clave de los más de 100 obeliscos que se conservan en Axum, capital del antiguo imperio del mismo nombre y lugar de nacimiento de la legendaria Reina de Saba.

En el siglo III, el filósofo persa Mani describió a Axum como uno de los cuatro reinos más importantes del mundo, al lado de Roma, China y Persia.

Axum es una ciudad del norte de Etiopía, situada en la base de las montañas de Adoua. Fue el centro del reino de Axum, que surgió alrededor de la época del nacimiento de Jesús y declinó en el siglo XII debido al traslado hacia el sur de los centros de poder del imperio etíope. El reino tenía su propia lengua escrita llamada géez, y también desarrolló su propio estilo de arquitectura ejemplificado por construcciones tales como el obelisco de Axum.

El reino alcanzó su apogeo bajo el reinado de Ezana, bautizado como Abriha, en el año 325 (que fue también cuando abrazó oficialmente el cristianismo). La iglesia ortodoxa etíope considera que la iglesia de Nuestra Señora Maria de Zion en Axum contiene la bíblica Arca de la Alianza. Esta misma iglesia era el sitio donde los emperadores etíopes eran coronados.

Axum está considerada la ciudad más santa de Etiopía y es un importante centro de peregrinación. El setenta y cinco por ciento de la población de la ciudad son cristianos ortodoxos etíopes. El resto de la población es musulmana sunní y protestante. Aunque los musulmanes han intentado construir una mezquita en Axum, los cristianos ortodoxos han contestado que sólo permitirán la construcción de una mezquita en su ciudad cuando los musulmanes permitan edificar una iglesia cristiana en La Meca. La relación de Axum con el Islam es muy vieja. Según Ibn Hisham, familiares de Mahoma se refugiaron en la ciudad de la persecución del clan Quraish. Esto hizo que a la muerte del rey, el Profeta rezara por su alma y dijera a sus seguidores: “dejad a los etíopes en paz mientras ellos no pasen a la ofensiva.”

La UNESCO es la encargada de las operaciones de retorno del obelisco.

Actualización:

© UNESCO. Foto: N. Burke

La primera de las tres partes del obelisco de Aksum llegó a Etiopía por vía aérea el 19 de abril. Los dos otros trozos del obelisco, que ha estado en Roma desde 1937, serán enviados a Aksum en los próximos días. Después de una evaluación del terreno por los expertos, la UNESCO proyecta la instalación del obelisco y la recuperación del sitio arqueológico.

“Encontramos hallazgos inesperados en Aksum” dijo Elizabeth Wangari, del World Heritage Centre, que participó en la misión. “La tecnología más moderna nos permitió penetrar una profundidad de 6 metros bajo tierra. Descubrimos compartimentos subterráneos y restos arqueológicos importantes. Por lo tanto, debemos realizar más estudios antes de proceder a la erección del obelisco.” Antes de la reinstalación del obelisco, esperada para dentro de algunos meses, deben realizarse diversos trabajos preparatorios en el sitio de Aksum.