Las múltiples tumbas de Jesús

En estos días vuelve a estar de moda la viejísima historia de la tumba de Jesús de Nazareth, gracias a un documental dirigido por James Cameron: The Lost Tomb of Jesus (La tumba perdida de Jesús), que Discovery Channel estrenará el próximo 4 de marzo de 2007.

Hay una buena colección de tumbas de Jesús por el mundo, algunas en lugares insospechados. En Jerusalén están las dos que podemos considerar más “serias”: la de la Iglesia del Santo Sepulcro y la denominada Tumba del Jardín.

Tumba del Jardín. Foto: Denis1980, Wikipedia
Tumba de la Iglesia del Santo Sepulcro. Foto: Berthold Werner , Wikipedia

En la ciudad de Srinagar, en Cachemira, existe otro sepulcro de Jesús. Se denomina el Rozabal, que significa “lugar de la tumba”. Para darle algún crédito, antes hay aceptar la hipótesis de que el nazareno no murió crucificado, sino que sobrevivió y viajó hasta el norte de la India. Es la versión que popularizó el escritor Andreas Faber-Kaiser en su célebre libro Jesús vivió y murió en Cachemira (A.T.E., 1976). Obviamente, la Iglesia Católica no acepta tal hipótesis (tampoco la acepta la ortodoxia islámica), pero hay indicios de que alguien muy parecido a Jesús predicó por aquella región.

Rozabal (Srinagar, Cachemira, India). Foto: Indrajit Das, Wikipedia

Una de las más populares últimamente, gracias a la novelucha de todos conocida (y del cómic, mucho mejor aunque menos conocido, El triángulo secreto), es la tumba situada en el pueblo francés de Rennes-le-Chateau, rodeada de misterios esotéricos relacionados con el Santo Grial, los cátaros, los merovingios y demás. No hace falta decir que su probabilidad de ser auténtica se reduce a cero.

Por último, la versión más extravagante es la que sitúa la tumba de Jesús en Japón.

Elijan la que más les guste, o ninguna, o inventen otro emplazamiento.