La Ruta de los Jázaros

Iniciativa cultural de los Ayuntamientos de Córdoba y Jaén.

Los Ayuntamientos de Córdoba y Jaén han creado un proyecto cultural denominado La Ruta de los Jázaros, que cuenta con el apoyo de la Red de juderías de España, asociación que tiene por objeto la defensa del patrimonio cultural sefardí.

Esta iniciativa trata, entre otros objetivos, de dar a conocer la figura del médico y diplomático hispanojudío Hasdai ben Shaprut (Jaén, c. 910-Córdoba, c. 975).

Sinagoga de Córdoba. Foto: Américo Toledano, Wikipedia.

Hasdai fue médico del califa Abderramán III (912-961) y uno de sus principales consejeros, ejerciendo funciones diplomáticas similares a las de un ministro de asuntos exteriores. Hablaba árabe y latín, además de hebreo. Estableció alianzas entre el Califato de Córdoba y otras potencias de la época, como el imperio germánico de Otón I. Negoció un tratado comercial con Constantino VIII de Bizancio.

Los jázaros o jazares fueron un pueblo turco procedente del Asia Central que se asentó al norte del Cáucaso, en una región situada entre el Mar Negro y el Mar Caspio, en el siglo VI. En su época de mayor expansión, el Imperio Jázaro ocupó territorios del sur de Rusia, Kazajistán occidental, este de Ucrania, parte de Daguestán, Azerbaiyán, Georgia y Crimea.

Vasija del Tesoro de Nagyszentmiklós. Se supone que representa a un jinete jázaro con un prisionero. Foto: Wikipedia.
Jinete jázaro con un prisionero, dibujo basado en el grabado de la vasija. Foto: Wikipedia.

La peculiaridad de este pueblo turco es que adoptó como religión oficial el judaísmo, aunque existe una controversia sobre si fue una mayoría de población la que se convirtió a esta religión o solamente su clase dirigente, ya que en la capital Atil también había una numerosa población cristiana, musulmana y de otras religiones. En todo caso, los jázaros crearon un estado judío muchos siglos antes de la existencia del actual estado de Israel.

Sobre las razones que pudieron tener para convertirse, cuenta una leyenda que en el siglo IX el rey jázaro Bulan decidió abandonar el paganismo y adoptar una religión monoteísta. Para decidir cuál, convocó a su presencia a un obispo, un imán y un rabino y les preguntó: “¿Cuál de vuestras tres religiones, la cristiana, la musulmana o la judía, está en el origen de las otras dos?”. Al oír las respuestas, el rey Bulan comprendió que el cristianismo y el islam provenían del judaísmo y decidió convertirse a esta religión.

Los jázaros hablaban una lengua de origen turco que escribían con caracteres hebreos. El nombre “jázaro” tal vez proceda de una palabra que significa “errante” (gezer en turco moderno).

El imperio jázaro se extendió entre el mar Negro y el Caspio.

Enterado Hasdai ben Shaprut de la existencia de los jázaros, escribió una carta a su rey Yosef ben Aaron, pidiéndole información sobre aquel país e informándole al tiempo de la situación de los judíos en Europa. Encontrar una tierra de promisión era el sueño de todos los judíos desde que comenzara la Diáspora. Algunos autores, como Baer, dudan de la autenticidad de dicha correspondencia.

Al parecer, tras un intercambio de mensajes entre Córdoba y Atil, dos judíos españoles llamados Judah ben Meir ben Nathan y Yosef Gagris, partieron de Al-Andalus y llegaron hasta el país de los jázaros. Sin embargo, unos años después, el Príncipe de Kiev invadió aquel país y lo hizo desaparecer de la historia.

Se desconoce qué itinerario pudieron seguir los enviados de Hasdai, tal vez recorrieron la ruta de los radanitas, por el sur de Francia, Alemania y Rusia, hasta llegar a Atil (cerca de la actual Astrakán). Más allá, la ruta de los judíos radanitas continuaba por Transoxania hasta China y la India. Fácilmente puede verse la conexión con nuestra conocida ruta de la seda.

Ruta de los mercaderes judíos llamados radanitas, hacia el siglo IX.

Dentro del proyecto La Ruta de los Jázaros está prevista una reconstrucción de este itinerario según los enclaves conocidos del siglo X, e incluiría no sólo esta ruta, sino que se extendería por algunas de las principales juderías españolas, centroeuropeas y del sur de Rusia. En ella se incluirán ciudades como Jaén, Córdoba, Murcia, Valencia, Tortosa, Barcelona, Toulouse, Lyon, París, Colonia, Salzburgo, Viena, Budapest, Kiev, Jarkov y Astrakán.

Además está prevista la publicación de un libro, la organización de una exposición y el rodaje de un documental sobre la vida de Hasday Ibn Shaprut.