Cine y literatura

Sobre un artículo de la revista Qué Leer.

En el número 111 de la revista Qué Leer (junio 2006) Óscar López analiza las fructíferas relaciones entre el cine y la literatura en la actualidad. Resumo seguidamente algunos de los puntos más interesantes del artículo.

Entre las películas finalistas de los premios Óscar en los últimos años hay mayoría de guiones basados en obras literarias.

Aparecen en la cartelera española numerosas películas cuyo guión es adaptación de una obra literaria, como Brokeback Mountain, Tirante el Blanco y El Código Da Vinci. Se espera la llegada de otras, como Alatriste.

Un estudio encargado por la Generalitat de Catalunya afirma que de las casi mil quinientas películas estrenadas en España entre el 1 de enero de 2002 y el 30 de junio de 2005, más de la quinta parte eran versiones de obras literarias.

Las producciones europeas basadas en adaptaciones recaudan más que las que cuentan con guión original.

Como consecuencia de esta atención que el cine muestra hacia la literatura se están creando nuevos canales de comunicación entre ambos sectores, sobre todo en forma de agencias intermediarias entre editoriales y productoras.

En las diferentes ferias del libro, como las de Francfort o Londres, o de cine, como la Berlinale, hay pabellones dedicados específicamente a poner en contacto al sector literario y al cinematográfico.

El artículo concluye como sigue: “Este crecimiento sostenido tiene muchos beneficiarios, pero no hay duda de que en el primer lugar aparecen los autores. Ahora bien, si quieren ser felices, deberán olvidarse de la manida fidelidad al texto y aceptar el consejo que le darán muchos productores y agentes: toma el dinero y corre“.

Así que los jóvenes escritores ansiosos de triunfo ya lo saben…