Ciudades efímeras

Fotografías de Sergio Belinchón.

En el último número de Diagonal se publica un texto de María Cifuentes Ochoa, acompañado por fotos de Sergio Belinchón, muy propio para esta época del año:

“Mediado septiembre, acaba la temporada alta del ocio costero. De la noche a la mañana, las playas dejan de estar atestadas, el aire se descarga de olor a bullicio frito y los apartamentos se quedan vacíos. Huecos como avisperos de papel –aunque, a diferencia de éstos, no biodegradables–, los bloques muestran sus celdillas repetidas que permanecerán deshabitadas hasta que un par de puentes y la Semana Santa redondeen al 10% el tiempo que, por término medio anual, se hace uso de ellas.”

Más fotos de Ciudades efímeras de Sergio Belinchón (Valencia, 1971).